Juglares y romances

La monodia profana medieval (una sola melodía con letra sin contenido religioso) apareció a finales del siglo XI en Francia, de la mano de los trovadores, que eran compositores, poetas y cantantes, generalmente de la nobleza.  Los juglares, en cambio eran de origen humilde y se dedicaban a  divertir a las personas a cambio de dinero o comida. Solían actuar en las plazas de los pueblos o en los castillos. Los primeros juglares surgieron en el siglo XII y, con el tiempo se transformaron en figuras muy importantes de la época.

Al principio, los juglares recitaban y cantaban, acompañándose de algún instrumento, un cantar de gesta que narraba las hazañas de los grandes héroes (como el Cid). Estos cantares eran muy largos, así que los juglares empezaron a interpretar los episodios más importantes del cantar: estos fragmentos son los romances. Como los romances gustaban mucho al público, los juglares empezaron a componer otros en los que daban noticias, recogían leyendas populares, etc.


En resumen, que un romance es una serie de versos de ocho sílabas en el que riman los versos pares. El que vamos a cantar nosotros se titula La esposa infiel.

video




No hay comentarios:

Publicar un comentario