Clasificación de la voz humana

La voz es uno de los primeros instrumentos musicales de la historia, pero a diferencia de los demás, la voz forma parte de nosotros mismos, como hemos visto al hablar de los aparatos que producen la voz (respiratorio, fonador y resonador).
Ahora bien, nuestro cuerpo cambia con la edad, y claro, nuestra voz también. Los cambios más importantes se producen en la pubertad: la laringe crece y las cuerdas vocales se alargan, lo que hace que la voz sea más grave. Este paso, de la voz infantil a la adulta se nota mucho en los chicos, pero a las chicas también nos ocurre…
Las voces adultas se dividen en dos grupos: masculinas y femeninas. Las masculinas son las voces graves y las femeninas, las agudas. Esta clasificación se hace en cuanto a la altura, por lo que las voces de los niños, llamadas también voces blancas, se incluyen dentro del grupo de las femeninas.
Dentro de cada grupo, distinguiremos cada voz por su extensión -el conjunto de notas que puede emitir una persona- y la tesitura -la serie de sonidos que puede hacer cantante cómodamente, sin fatigar la laringe-.

Mirad en este mapa de María Jesús Camino el nombre de las voces de cada grupo, según tengan un registro agudo, medio o grave.



Este otro mapa conceptual, también de María Jesús Camino, sobre la clasificación de las voces, nos permite acceder a videos y poder escuchar así a cantantes de diferentes voces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario