Pulso y compás

El pulso musical es una especie de latido regular, como el del corazón, el tic tac de un reloj, etc. Podemos agrupar varios pulsos y hacer un compás, es decir:
  • Si agrupamos los pulsos de 2 en 2, haremos un compás binario.
  • Si los agrupamos de 3 en 3, estaremos haciendo un compás ternario.
  • Si los agrupamos de 4 en 4, el compás será cuaternario.
Y la línea divisoria nos permite separar unos compases de otros y que quede todo clarísimo en la partitura.
Además, los pulsos llevan acentos, como los de las palabras. En nuestros compases, el pulso que lleva el acento es siempre el primero.
En una partitura escribimos el compás mediante un quebrado o fracción, con su numerador (que nos indica el número de pulsos) y su denominador (que nos indica la figura que vale 1 pulso).





No hay comentarios:

Publicar un comentario