When the saints go marching in

Según dicen los estudiosos, esta canción nació en  New Orleans para ser utilizada como canto espiritual en las marchas fúnebres. Y la conocemos gracias al gran  Louis Armstrong, que la cantó millones de veces y la convirtió en una canción mucho más animada, claro. Estamos, señoras y señores, ante un  clásico de las bandas dixieland, que, por cierto, me gusta un montón. Os pongo aquí una de las versiones que circulan por ahí…


Y, por supuesto, el wix para acceder a la partitura y nuestro playback.

No hay comentarios:

Publicar un comentario